viernes, 2 de abril de 2010

pedí permiso

Pedí permiso a tus ojos,
para demorarme en su orilla
unos segundos, un suspiro
o tal vez,
lo que se tarda
en justificar una vida.

Y supe que no hacía falta
que aunque me diera la vuelta,
tus pupilas seguirían abrazando
mi nuca, retina y piel
tu mundo y mi esperanza.

18 comentarios:

Betuel Mercado dijo...

mejor sin permiso para que sea más fortuito

ybris dijo...

Hermoso preguntar ¿puedo? sabiendo que el deseo está esperando esa pregunta para decir sí.
El tiempo no importa: hay instantes que justifican una vida.
Y hay miradas que nos siguen aunque nos hayamos ido.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Que bien que sea así.
Nada mejor que unos ojos cariñosos pendientes de nosotros.

Besos.

virgi dijo...

¡Qué ben, querida Ilia!
Esos ojitos tiernos que nos miran, nos ayudan, nos comprenden, nos dan luz...
...aunque no los estemos viendo.

Besitos, linda sonrisa

siempreconhistorias dijo...

¡Qué preciosa escena, querida niña! Entiendo así tus cálidas sonrisas.
Un beso.

ANTIQVA dijo...

Que bello vernos en los ojos de la persona amada...

Un abrazo, amiga

Rodrigo D. Granados dijo...

..¡Y sin pedir permiso!, nada más delicioso que recorrer furtivo un cuello a traición. En este segundo intenso, la vida se justifica así misma.

Juanjo dijo...

Es de buena educación pedir permiso, y de buen amor saberlo concedido de antemano.

Precioso texto.

manu dijo...

Agradable satisfacción, ameno saber…que no hay necesidad de palabras para tan pleno amor.

Abrazo

mi nombre es alma dijo...

Hay miradas que siempre nos siguen porque no están en los ojos, si no en el alma.

Un abrazo

Miguel Baquero dijo...

Yo también creo que para algunas cosas casi mdejor no pedir permiso. Precioso poema.

Aldabra dijo...

hermoso poema en su estética y en su contenido.

a mí me encanta pedir permiso para muchas cosas sobre todo cuando me contestas: pues claro que sí, tonta.

biquiños,

POLIDORI dijo...

Que hermoso es sentirse así.

Y que hermoso lo dices.

Un beso.




John W.

ALEX B. dijo...

los abrazos que se sienten en la nuca,se dan siempre sin permiso...
muy bonito poema Illia.

dijo...

Pedir permiso así?
Siempre te las darán!

Tortuguita dijo...

Cuánto dicen y hacen unos ojos, eh? Precioso.

Un saludín.

Raúl dijo...

No soy yo muy de poemas, pero éste te ha quedado precioso.

Isabel dijo...

Yo no entiendo de poesía, pero este poema me dice muchas cosas. Y es hermoso.