domingo, 29 de marzo de 2009

femenino singular,,,,,

A simple vista tiene una vida cómoda; pero no fácil, aunque a menudo cuesta detectarlo.,
Puede que sea algo más profundo, y por eso, la mayoría sólo se atreven a etiquetarla de rara, con un toque de envidia mal disimulada.
Ellos, los otros, viven rodeados de duplicados: coches, ordenadores, cuentas corrientes, llaves, mantas para el sofá , y champús. Comparten bolsas en el súper y caricias después de cenar.
Hada conspira contra la soledad en sus noches de insomnio, las madalenas en bolsitas individuales, una entrada para el cine, el mando de la tele en propiedad. Cuando cena con las amigas, esas , las que tiene hijos, listas de boda, hipoteca en compañía y hastío en el hablar, saborea por unos instantes la miel de la libertad de pensamiento, de palabra, de decisión.
Ella, ya no se enamora, hace tiempo que la invadió la pereza de amar a otro ser en las distancias cortas.
Renueva cada mañana su subscripción al club de los impares, mientras las sábanas permanecen almidonadas por la mitad. Las caricias intactas bajo la almohada , los abrazos en el congelador.
Sabe lo que necesita, lo que quiere, lo que espera….pero los años a veces hacen uso de una injusticia malévola y se olvidan de ella., le recriminan sus sueños y la convocan al desaliento.
Al fin y al cabo como a los demás, pero a ella, siempre, siempre, en primera persona del singular.

3 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Está muy bien escrito. A mí me despiertan la curiosidad las personas que viven solas, pero te aseguro que no las admiro, ni mucho menos. No digo que sean peores o mejores, digo que, para mí, la vida hay que vivirla en compañía de otro, de otros, de hijos, de amigos, de vecinos, de lo que sea en quien te apoyes y a quien ayudes. Eso pienso

TORO SALVAJE dijo...

Cada vez habrá más gente que viva sola.

Y no me parece ni bien ni mal. Es una opción de vida tan respetable como cualquier otra.

Y muchas veces envidiable.

Besos.

Regina dijo...

"Las caricias intactas bajo la almohada , los abrazos en el congelador."


me encanta tu forma de escribir, niña.


Un beso