martes, 25 de agosto de 2009

amores pequeños


Tengo un amor pequeño
que me crece a cada rato
acompaña sin exigencias
brota,
y escancia los sueños

Despunta en pequeños detalles
ensortija ilusiones
trae calma en bandeja
y esparce rocío
por mis inmediatos paisajes.

Etéreo, casi desconocido
brilla como un regalo
sereno , atento al abrazo
del querer aún dormido

Tímido , pero con firmeza
dulcemente agazapado
tras su generosa sonrisa
descorcha brisas, colores
la vida, con delicadeza



8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Te felicito entonces.
Eres inmensamente rica.

Besos.

antonio dijo...

sigues siendo
maestra en compartir sentimientos.

Aldabra dijo...

y ya crecerá... porque ese tipo de sentimientos cada vez se hacen más grandes, irremediablemente.

biquiños,

p.d.: ¡como me gusta la foto que has puesto de cabecera de tu blog! ¡es chulísima!

Reyes dijo...

Qué suerte, esos amores pequeños dejan un saborcito como a canelita, a futurillo amable...

Marcelo dijo...

Un amor pequeño que crece es ideal, porque se mueve, no es estático, va para adelante. Yo no lo tuve, tuve algunos fugaces, y otros amor, a secas...
Un beso!

ybris dijo...

De pequeño, nada.
Es inmenso como todo lo que crece tras anidar tan hondo.

Besos.

virgi dijo...

¿No te decía que en la senda algo te esperaba? Me alegras, Ilia, un abrazo

Juanjo dijo...

Esos amores pequeños entran poco a poco en la vida y después se hacen muy grandes.

Precioso texto.