miércoles, 6 de octubre de 2010

el camino de la sonrisa

Ocurre cada vez que la saco del armario, acaricio su textura sintética, desato sus múltiples cintas y abro una a una sus cremalleras camufladas.... mi mochila sonríe con la complicidad de la compañera que aguarda impaciente la nueva aventura. Tal vez ella sepa mejor que yo la que esta vez nos aguarda, pero a escasas horas de la partida, qué importa...
Roncesvalles en otoño, lluvia, algo de frío, inicio de “ el camino”, andar pausado, y sentir que a cada paso se me renueva la vida.
Ni cómo ni por qué ni hasta cuando tiene esta vez cabida en mi itinerario, parto del caos y pretendo que mis piernas marquen el ritmo con el que pretendo provocar el movimiento rotundo, necesario, de todas mis esquinas, para cercenar de raíz la maldita sensación de seguir resbalando.
Y que no me importe la meta, ni la etapa, quiero especializarme en saber contar mis pasos, mientras siento más que pienso, me suelto la melena, me perdono, miro y veo, no juzgo y las horas pasan igual pero tan distintas que mi vocabulario se desmadeja para aprender a tejerlo desde otros tantos puntos que ni siquiera ahora comprendo.
Y.. que tomar decisiones sea tan natural como respirar en los buenos momentos.

18 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

A mí esto del camino me parece un timo pero sé que a la mayoría de la gente le gusta.
Hoy mismo hay una entrevista en La Vanguardia en la que dos periodistas dan como posible que en la tumba del apóstol pueda estar enterrado un asno o lo que sea:
http://www.lavanguardia.es/cultura/noticias/20101006/54019917172/en-la-tumba-de-santiago-apostol-puede-haber-un-asno-enterrado-castilla-cid-portugal-sancho-leon-igna.html

Pero bueno, la realidad es la que es y la gente lo pasa bien haciendo el camino.

Que lo disfrutes.

Roncesvalles es precioso. Te gustará.

Besos.

Miguel Baquero dijo...

Sois muy valientes, la mochila y tú, por lanzaros de esa forma al camino sin nada establecido. Seguro que os irá bien, la suerte protege a los audaces.

Isabel dijo...

Poética manera de partir. Que lo disfrutes.

Besos

manu dijo...

Intentar eso que decís tan lindo en el final, eso que en realidad puede parecer fácil, pero que es enormemente difícil. Entonces eso, visualizarlo, verlo y lograr agarrarlo (o casi, o ni siquiera)…para mí: es sabiduría plena.

Salutes!

virgi dijo...

Roncesvalles...me trae el perfume de leyendas, cuentos de niña, poemas, caballeros...
Me gustaría caminar algún día por ahí, más acá, más allá.
Paladeo tu sonrisa, disfruta.

Raúl dijo...

Pues a disfrutar del camino, caminante.
Sonrío.

Gárgola dijo...

'Es la meta de una flecha en la diana, pero es cierto que la diana no espera...'
Tu eres flecha libre, sin diana preconcebida, volando por los ares o haciendo camino. Tu sonrisa iluminará los pasos.
Qué lo disfrutes y te llenes de energía!!! A la vuelta aquí estaremos para un café o una cervecita.

Un beso muy fuerte

PD. No te olvides de llevar la libreta ;)

Antígona dijo...

No recuerdo quién lo dijo, o si alguien lo dijo en algún momento, pero sea como sea, creo que la sentencia es perfectamente válida o, al menos, yo así la siento: todo viaje no es sino un viaje al interior de uno mismo, un camino de autoconocimiento a veces, otras de superación, algunas de búsqueda de reconciliación y reencuentro del centro perdido.

Tú, desde luego, parece que lo tienes clarísimo. Pues que haya suerte, mucha suerte, y aunque no existan metas visibles, externas, que alcances tu objetivo o al menos sientas que has logrado aproximarte a él. Poner un pie detrás de otro y simplemente marchar es una buena forma de hacerlo. De decirnos a nosotros mismos que siempre estamos en camino y que, pese a los errores y los extravíos, pese a los resbalones y los tropiezos, nada nos exime de la necesidad de aprender a decidir sobre el rumbo de nuestros pasos.

Un beso y una sonrisa!

Juanjo dijo...

Apuesto 10 a 1 a que lo disfrutas.

¡Buen viaje!

mi nombre es alma dijo...

Y que tomar decisiones sea natural si, como la de ese viaje que emprendes.

Camy dijo...

Creo que así, de esa manera es como debe de hacerse el camino. ¡Tanta gente que va con el bus con su mochila!.
No sé si yo tendría el valor para hacer lo mismo que tú, pero lo que sí sé es que me gusta que lo hagas, que haya gente que sea capaz ( y pueda- a veces los contratiempos dan lugar a actos que de otro modo no podríamos hacer)se capaz, decía, de hacer un camino así-Un beso

Robërtier dijo...

Abrir la vieja caja es volver a estrenar.

Besos,

Alex B dijo...

Pues a mi me han dado ganas de colarme en tu mochila.
Muchos besos

Aldabra dijo...

que te lo pases bien y que sea una grata experiencia... yo lo hice desde Piedrafita en bicicleta, no fue mucho pero para mí, una proeza.

biquiños y hasta la vuelta.

Elena dijo...

Tuve una pequeña maletita roja que me acompañó muchos años. Aún no la he tirado, pese a lo rota que está, de pena que me da.

don vito dijo...

Hola, bello blog, preciosas entradas, te encontré en un blog común, si te gusta la poesía te invito al mio, será u placer, es
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, pasa buena tarde,besos.

Alex B dijo...

Hola ,pasaba a saludarte.
un beso

Chus dijo...

Yo lo hice en el verano desde el Cebreiro, y me ha dejado un sabor agridulce, pero si me paro a pensarlo creo desde desde un principio ya estaba condenado al fracaso. Un abrazo