miércoles, 26 de septiembre de 2012

¿ Y qué hago ?


6 comentarios:

Aldabra dijo...

¿tienes dos opciones?
¿viajar o reformar la casa?

fíjate en el orden de las revistas.

biquiños,

El Drac dijo...

Depende cómo te guste la vida, si disfrutar de ella con tranquilidad o vivirla llena de sorpresas y aventuras. Para mí las dos opciones son muy buenas!!

Un abrazo

Isabel dijo...

Cuando de gastar en muebles se trata, yo siempre me digo que éstos nos sobreviven, es mejor revivir un viaje en los viejos muebles, así si te duele la espalda pensarás rápidamente en moverte a otro sitio.

Cuántas uves, vivir se impone.

Abrazos

staghfirullah dijo...

yo en tu lugar me iba al nepal, porque estoy convencido de que ya tienes una cama donde dormir (aparte de diversiones).

Beso grande desde Katmandú

Otto..)

virgi dijo...

Pues yo no lo dudaba, querida Ilia, me iba ya. Los arreglos pueden esperar.
Mira yo, quería ir a Siria hace tiempo y ahora ¡a ver cuándo lo hago!
Ya nos cuentas.
Un abrazo, me alegra mucho que hayas colgado esta entrada.

Antígona dijo...

Yo tampoco lo dudaba, Ilia. ¿Qué se puede esperar de este país? Aunque sólo fuera por airearme un poco, daría lo que fuera por alejarme durante unos días de tanta ignominia y tanto cinismo. Cualquier lugar del mundo me parecería más civilizado y hospitalario que éste. Nepal incluido, por supuesto.

Pero reconozco que, si las circunstancias obligan a quedarse aquí, contar con un buen refugio en casa me parece imprescindible. Fuera sopla un viento demasiado gélido como para no disponer de un hogar confortable en el que resguardarse.

Ay, me temo que no te he aclarado nada. Pero a veces se piden consejos no para seguirlos, sino para aclararse las propias ideas, ¿no? :)

Un beso!