viernes, 19 de octubre de 2012

dramas... menores????




Así pues, sin saberlo, heredamos la incapacidad hacia la tragedia, y la predestinación a la forma menor del drama: porque en nuestras casas no se acepta la realidad del mal, y esto aplaza hasta el infinito cualquier desarrollo trágico y desencadena la larga ola de un drama mesurado y permanente ______ el humedal en el que hemos crecido.
Es un hábitat absurdo hecho de dolor reprimido y censuras cotidianas. Pero nosotros no podemos darnos cuenta de cómo es de absurdo porque como reptiles de ese humedal conocemos solo este mundo, y el humedal es para nosotros la normalidad.
Por eso somos capaces de metabolizar increíbles dosis de infelicidad confundiéndolas con el necesario discurrir  de las cosas  : no sentimos la sospecha que esconden heridas por curar y fracturas por reconstruir .


8 comentarios:

Nómada planetario dijo...

Tratamos de vendar o envolver lo negativo para superar la cruda realidad.
Un abrazo.

Reyes dijo...

Bueno,es un sistema defensivo.
Pero quizá también deberíamos aprender a ver la luz mejor que la sombra;es la única forma de vivir mejor.
Un beso.Te echaba de menos.

Isabel dijo...

Estoy de acuedo con Reyes, ella es muy sabia.

Abrazos

Ladrón de Guevara dijo...

Yo creo que negando el dolor lo único que hacemos es meterlo debajo de la alfombra, pero no eliminarlo. No aprendemos a convivir con lo malo y eso nos hace no saber cual es la diferencia real entre uno y otro.

Cuídate.

Ladrón de Guevara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
virgi dijo...

Pero aprendemos más de lo negativo. Así que hemos de ssufrir más de lo que quisiéramos.
Besos, Ilia, muchos.

virgi dijo...

Pero aprendemos más de lo negativo. Así que hemos de ssufrir más de lo que quisiéramos.
Besos, Ilia, muchos.

Aldabra dijo...

te recomiendo "Sin sangre" de Baricco, "Seda" seguro que ya lo conoces.

unas palabras muy inteligentes.

biquiños,