sábado, 26 de diciembre de 2009

re-cuerda

Me agarro a esa cuerda
Floja,
Apenas miedo
Mi mundo se tambalea
Pasos cortos
El cielo en el suelo.

Siento todavía en mis pies, esa sensación de pisar el cielo, envuelta sólo en aire con esa cuerda cómo lo único cierto. Y aunque tensa, feliz, mi mejor sonrisa puesta, botas aleteando entre tablas, la mano se desprende un segundo, por dentro, ¡un vuelco! , pero mi piel siente de nuevo el roce, no pienses , deslízate .....
Mira al frente y persigue la convicción que se atrapa en esos momentos cuando el desafío perpetra la magia de seguir viva, de estar conmigo, completamente de acuerdo.

Foto: Parque Nacional Grand Tsingy ( Madagascar)

13 comentarios:

sue dijo...

QUÉ PASADA! ¿Estuviste por allá? WOW!

TORO SALVAJE dijo...

Valiente, eres una valiente.
Y muy cuerda.

Besos.

Reyes Uve dijo...

MARAVILLOSO .
Y LUEGO DICES QUE YO SOY VALIENTE ...

Beeril dijo...

Tres palabras:
Im - presio - nante

Felices Fiestas!

Regina dijo...

Felices Fiestas!!!!!!!!!!!!!!!!

Pincha aquí para ver la postalita
http://invitameavivir.blogspot.com/2009/12/felices-fiestas-ninos.html

mi nombre es alma dijo...

No hay nada como andar a ras del cielo.

Un abrazo

Aldabra dijo...

¡¡guau!!
¡¡estoy muerta de vértigo!!
¡¡eres una campeona, madre mía!!

tremenda imagen la que nos dejas pero no menos tremendas son tus palabras.

me encanta el juego de re-cuerda, recordar, cuerda de material, cuerda de cordura, dan para mucho.

leyéndote llega a mí la sensación que a veces he tenido realizando algo que me daba mucho miedo... supongo que será cosa de la adrenalina... es algo así como: cuanto más miedo, menos importa todo lo demás, porque sólo el momento, intenso es lo que cuenta, luego no sabemos qué pasará.

te envidio de forma sana porque yo soy muy miedica y cualquier cosa que se salga de "mi mundo" me provoca ansiedad.

disfruta de ese don viajero que tienes.

biquiños,

POLIDORI dijo...

Esas sensaciones son las que nos acompañaran el resto de nuestra vida.

Enhorabuena.




John W.

ybris dijo...

Vértigo de no saber dónde queda el cielo.
Dualidad entre corazón y cuerda, entre recuerdos, cordura y cordajes.
No te falte nunca ese ímpetu viajero que tanto te mueve.

Besos festivos.

siempreconhistorias dijo...

Qué envidia. El sueño de mi hermana es ir a Madagascar. No sé si a estas alturas yo sería capaz. Pero te quiero.
Un beso,
Y mi mejor sonrisa.
Izaskun

Antígona dijo...

Alguien dijo que el vértigo no es miedo a caer en el abismo, sino miedo a la tentación que sobre el abismo nos sobreviene de lanzarnos hacia él, de dejarnos caer.

Pero quizá eso no sea sino la otra cara de la moneda de lo que tú relatas. Porque desde el momento en que no nos permitimos sucumbir al vértigo estamos haciendo una decidida apuesta por la vida.

Yo hubiera temblado como una hoja hasta poner toda la pasarela a vibrar a ritmo de swing. ¿Será porque me tientan demasiado los abismos? Sí, me tientan. Pero me tienta más la vida.

Un beso!

Miguel Baquero dijo...

¡Madre mía! Hace falta tener mucho valor para pasar por allí. Espero que lo llevaras todo en la mochila y no se te olvidase nada y tuvieras que volver.

Juanjo dijo...

Debe ser una sensación inolvidable. Yo no sé si hubiera disfrutado sintiéndome tan vulnerable.
Apuesto a que llegar al otro lado y pisar tierra firme también fue una grata sensación.

Besos.