miércoles, 6 de enero de 2010

anatomía de un flechazo

Sintió primero la calma, la que se respira mientras la nieve cae en pequeñas virutas de azúcar helado. Y más tarde el frío se dibujó en su piel como un mapa extraño trasladándose en pequeños giros desde el pecho a su espalda; las vértebras, una a una, adquirieron la misma rigidez de un cuello de camisa recién almidonado. Por su parte las piernas, empezaban a doblarse masticando un fémur con la inverosímil textura de un chicle de fresa ácida. Los pies incapaces de soportar la avalancha de un cuerpo transformado se hundían, los tendones afilados cortando las capas de asfalto en millones de partículas de arena fina, casi dorada. Los ojos daban por cada segundo, tres vueltas de campana, el iris en un tiovivo, sin darle tiempo a los párpados para que las pestañas pudieran siquiera rozarse las manos. Quedaba sin embargo un pedacito de cerebro acurrucado en la nuca, una isla dormida a la que todavía no había llegado la marea de hormigas que desde la primera calma trabajaban en fila india por el resto de su espacio.
Entonces se estrenó una sonrisa, y supo sin lugar a dudas que se había enamorado.


Foto: Gerard Piqué ( jugador del FC. Barcelona)

10 comentarios:

POLIDORI dijo...

Si, los flechazos son así.

Nunca supe como describirlos, contar amores y enamoramientos no es lo mío, lo mío es otra cosa, pero nunca he leído un retrato más fiel.




John W.

siempreconhistorias dijo...

Te he visto, me hevisto, la lo he visto enmorado. Espléndida descripción con el trocito de conciencia aun en la nuca y el cuerpo almidonado me quiero.
Beso con sonrisa renovada.

TORO SALVAJE dijo...

Muy bien descrito.
Creo que Piqué genera eso allá donde va.

Besos.

milagros dijo...

Un placer revivir ese hormigueo y esas sensaciones tan bien contadas.
Un abrazo

Reyes Uve dijo...

Jajaja.
Te has enamorado de este muchacho con cara de malo ????
No lo recordaba porque no veo la tele ni me gusta el fútbol , pero bueno, que sea para bien .
Y que me invites a la boda , aunque sea civil.
Besos.

nomesploraria dijo...

Es usted el Guardiola de los relatos.

virgi dijo...

¡Ños, Ilia! A estas alturas que te leo, ya debes estar hecha un montoncito de arena en esa playa de la foto.
Bueno, que valga la pena, alea jacta est!
Un abrazo azucarado

Tumulario dijo...

Disfrútalo, mientras dure, disfrútalo.

Y si él no llega nunca a enterarse, eso que él se pierde.

Dicho sea de alguien que quién sigue enamorado de Norma Jeane (Marilyn)

mi nombre es alma dijo...

Esas hormigas que nos traen a mal y a bien traer...

Un abrazo

Aldabra dijo...

¡guau!

tremenda manera de describirlo, que bueno.

bicos,