martes, 29 de septiembre de 2009

noche de cine

Olivia ya no puede ser feliz.
Fin mide 133cm.
Joe busca conversación a todas horas.
Y con esos 3 ingredientes, una gran dosis de humanidad, y muchas cosas que decir, se teje un guión sabio, con sabor a hiel, pero que tras 90 minutos deja en el alma la huella indeleble de lo que siempre espero del cine.
Ayer, LA 2 me regaló esta perla cultivada con cariño e inteligencia .
THE STATION AGENT. USA 2003. DIRECTOR: THOMAS McCARTHY

6 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Acabo de mirar su valoración en una web que siempre consulto y la ponen muy bien.

Tomo nota.

Besos.

ybris dijo...

La vi y la disfruté.
Tenía ya el compromiso y la decisión de verla.
Formidable.

Besos.

Nuareg dijo...

Prometo intentar verla.

troyana dijo...

Recien descubro este blog a través de La Cólera de Aquiles de mi admirada Antígona,ví la entrada que le dedicas a "Vías cruzadas".
A mí personalmente me gustó mucho la peli,si tienes curiosidad te dejo el enlace con el post que le dediqué en su día:
http://historias-troyanas.blogia.com/2009/041301-vias-cruzadas.php

saludos!

Antón Abad dijo...

Hay quien pierde la perspectiva tras un desprendimiento de rutina; quien ve más claro, y hasta quien no se atreve a mirar. El bordillo es un lugar excelente para esperar que se aclare la visión.
Recuerdo haber esperado para ver The station agent tras haber leído que había ganado el Sundance (que nunca me ha desilusionado).
No quise verla anoche porque la tele es capaz de estropear, aún, un discurso tan entrañable como el de esta película. Volvemos pues a las coincidencias.

Aldabra dijo...

pues me la perdí, vaya!
biquiños,