lunes, 2 de noviembre de 2009

la sonrisa que me falta




Hoy muestro otras sonrisas; la mía anda rectilínea, estática, poco convincente, apenas dibujada; noto mi rostro de piedra, ni tan siquiera ese tropel de pliegues que suelen envolver mi mirada, y el ruido impertinente de mi revolución interna, mi particular cruzada por mantener en pie los recursos, escasos en ese cambio de temporada.
Son sonrisas hidratantes, que no entienden de fisuras, de dudas existenciales, de controversias particulares, en fin… de una selva hormigonada en la que sus criaturas adoramos falsos ídolos, con la conciencia amaestrada en la búsqueda inútil de un bienestar que confundimos con el estar bien.
Y me hace bien recordarlas, embeberme de su magia, saber que existen y pensar,
que a lo mejor todo este barullo, no es más que mi anhelo por volver a encontarlas.

12 comentarios:

POLIDORI dijo...

Es esta una temporada con muy mala uva. La mas traicionera.

Sin embargo es necesaria, una vida rectilínea como tu sonrisa de ahora sería agobiante.

Espero que al menos te sirva para volver con una sonrisa mucho mas emocionante.




John W.

TORO SALVAJE dijo...

En que lío nos hemos metido.
Tenemos de todo y estamos tristes, sin sonrisas, lamentándonos constantemente.
Nos hemos convertido en algo lamentable.
Necesitamos terapias, relajación, medicación, libros de autoayuda...., menudo fracaso el de nuestra sociedad.
Esclavos de pastillas y señuelos.
Nos hemos convertido en caricaturas de humanos.

Besos.

Ladón de Guevara dijo...

Son sonrisas, como bien dices, si cicatrices, sin mentiras.

Una sonrisa ingenua ¿Qué más se puede pedir? Pues quizá, que sonriamos con ellos.

Cuídate.

Juanjo dijo...

Son preciosas esas sonrisas. A veces parece que es más fácil sonreir si se tiene poco. Será porque aumenta el precio de la risa donde hay más dinero.

ALEX B. dijo...

Quizá cuanto más tenemos, más nos falta,querida Illia.
Pero seguro que tienes unos cuantos motivos para sonreir.
Deberíamos hacer el propósito cada día de desprendernos de algo de todo eso que creemos imprescindible y no lo es,para cambiarlo por una sonrisa.
Un beso.

Robërto Loigar dijo...

Una vez leí algo que decía así...
"Sonrisa: Línea curva que endereza muchas cosas"

Si esto es cierto, te doy mis sonrisas, todas...y gratis!

Siempre es un placer leerte,

mi nombre es alma dijo...

Ojala esas hermosas sonrisas que hoy nos traes hagan que deseemos y hagamos todo lo posible para que continuen.

Un texto muy emotivo

June dijo...

Muy bello.
Nada mejor que una sonrisa de verdad .

ybris dijo...

Hermoso recurso de sonrientes de corazón cuando la sonrisa externa se nos hace difícil:
mostrar las sonrisas de los otros.

Besos.

Aldabra dijo...

Traidor otoño, la verdad que con mis pastillitas ni me entero pero sé de sus maldades.

Me gusta tu entrada, como siempre cuando te leo, siento que se me clava una verdad grande como una casa.

Y me gustan esas sonrisas. Que fotos tan reconfortantes. A pesar de la pobreza que hay en ellas todavía hay inocencia y esperanza.

biquiños,

virgi dijo...

¡Qué maravilla abrir, así, de pronto tu blog y ver esas sonrisas!
Tienen tan poco, pero el semblante les brilla...

Gracias por tu sensibilidad, besos y otras sonrisas

ROSA G.C. dijo...

Muy bonito el post, encantadoras las sonrisas
Saludos
Rosa.-