domingo, 3 de mayo de 2009

vida contemplativa



Kathmandu, 3 de mayo de 2009


Acudo cada manyana al escenario en continuo movimiento que respira tras la verja del hotel.Thamel, es un gran supermercado atomizado en minusculos cubiculos que compiten en colores y precios; cada paso es un triunfo a la supervivencia, llevo puesta la sonrisa aun cuando no dejo de repartir negativas a una oferta que me sobrepasa: taxi? guide? wellcome! NAMASTE

marihuana? hotel? where are you from? rickshaw? mango! pop corn! hachis? joyas, mochilas.... y tan solo llevo andados escasos 20 metros.

Los carteles se empujan entre si buscando un protagonismo imposible: el aire huele a polvo y a incienso tras una bruma calurosa que resbala por las terrazas y tejados. Y sonrisas, muchas sonrisas, pegaditas a sus facciones de etnias milenarias, conjugando el marketing de los pobres, vendiendo sin cursillos, hablando sin diccionario, aprendiendo deprisa per sin abandonar casi nunca la cuneta.Sobreviven a su futuro agarrados a un presente disfrazado de turista accidental.

Viven en su casa de prestado, recogiendo los retales de un comercio injusto donde acaban ganando siempre los mismos.... como en casi todas partes, pero unos cuantos escalones por debajo.

Pisamos sus calles, sus montanyas y a menudo su dignidad en un mas que dudoso trueque : una foto por un caramelo ( me llevo un recuerdo exotico y tu una caries potencial y el hambre como brazalete). Felicidad en un flash que nos deja a todos en el mismo lugar del que vinimos.

La inclinada sombra imperialista no se redime ni aun cuando haya pagado 5 veces mas por una taza de te: el abismo que nos separa se cocina en los despachos del G8.

El resto, continuamos victimas de un guion dificil de reescribir... la suerte sigue siendo esquiva en las esquinas del mundo.

Se me descose el alma en cuanto el ruido cesa y la noche ocupa la seguridad de mi habitacion.


Manana, resbalare de nuevo a este mundo, peinada la sonrisa y el pensamiento desdibujado.


7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Me gusta seguir tu viaje, y me gusta tu mirada sobre las cosas.
Gracias por compartirla.
Tengo la sensación de que estoy ahí también.

Besos.

Ladrón de Guevara dijo...

Gracias por dejarnos constancia de tu viaje de una manera tan profunda y sincera.

Espero que sigan llegando retazos de tus viajes.

Un saludo.

Beeril dijo...

Tienes una manera especial de contar las cosas, es admirable...

Besos!

Carolina dijo...

Comienzo a conocer tu viaje...
que rico haberte encontrado!

abrazos

Adela Mizrahi dijo...

Tienes un don, tu narración me atrapó y me pinto de forma clara tus pasos.a
Te sigo.
Besos
Adela

siempreconhistorias dijo...

Gracias, ilia, por contarnos. Debe ser difícil pintar esa sonrisa sabiendo (qué bien lo explicas) que estamos en esos escalones intermedios que no por pagar 5 ni 500 veces más pueden realmente modificar. Me encanta tu crónica en lo descriptivo, y en lo interpretativo.
Gracias,
BEsos.

Proyecto de Escritora dijo...

Me encanta la crónica que nos estás haciendo de tu viaje.
Un saludo!