viernes, 24 de julio de 2009

inspirar...suspirar

Cae la tarde a plomo sobre el tapiz de mis dedos. Ruge el miedo en mis yemas , las uñas son como yunques que aplastan inmisericordes las musas enanas que de un tiempo a esta parte se muestran hurañas. Muevo la mano torpemente en ese recorrido cotidiano que me acerca a la engañosa seguridad del humo encapsulado, buscando dónde agarrarme cuando la inspiración fenece, o cuando se muestra tan sólo con esa textura astillada que no atina a plasmarse más allá de mi desesperación.
Las volutas se abrazan a la nada de mis frases y permiten un respiro, que siempre termina amargo, vencido por la certidumbre de otro día de versos ausentes.

13 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Lo dijo el poeta José Hierro "la poesía se escribe cuando ella quiere".
Cuando lo leí me pareció una tontería, una "boutade" en busca de un titular en el artículo periodístico.
Pero no.
Es bien cierto.
Lo sé por experiencia propia.
Uno no puede programar el tiempo para escribir poesía, es inútil.
Eso puede hacerse con una novela o un cuento, con la poesía no.
Lo aconsejable es esperar que ella te llame y entonces escribirla.

Besos.

virgi dijo...

Los versos nadan entre esas volutas. Más sólo los apresarás cuando ellos decidan, estáte atenta, seguro se acercan con tus suspiros.
Un beso

POLIDORI dijo...

"Cuando la inspiración fenece" toca vivir. Por que sin vida no resucita, fenece mas.

Mucha vida para el fin de semana.



John W.

Aldabra dijo...

¡¡que texto!!... no te habrá salido un poema pero te ha quedado un texto fantástico... lleno de dolor y desagarro por no hallar lo que se busca.

bicos,

Reyes dijo...

Pero cuando te salen nos dejas enganchados así que date tiempo....
un besito.

Regina dijo...

La inspiración necesita a veces estar sola, irse a que le dé el aire. Debemos darle ese espacio, ese tiempo.
Para que pueda volver con fuerza.


Un besito

mi nombre es Alma dijo...

Se ve que este calor no empuja a escribir de la ausencia de musas y de nuestra pereza. En mi lucha entre pereza y vanidad, parece que va ganando la primera, que llegue el fresquito ya o los blogs fenecerán de ideas.

Saludos, estupendo texto

siempreconhistorias dijo...

Pues a mí me parece que las musas te revolotean felices y que tus dedos desprenden poesía directa al corazón. Me gusta mucho.
Un beso

Robèrto Loigar dijo...

Salir a buscar, no es lo mismo que encontrar.
Me gustó la forma que lanzas las redes en la mar de los versos.

Besines de chocolate,

fandestéphane dijo...

Estabas escribiendo buscando inspiración y pensabas que los versos seguirían ausentes, y no te dabas cuenta que nos estabas dejando una maravillosa narración literaria.

beso de admiración

Miguel Baquero dijo...

"Otro día de versos ausentes" Qué magnífico final.

Danilo Parte, a.k.a ,Martín iconli Mon dijo...

fresco

Antón Abad dijo...

Corren malos tiempos para la lírica de los fumadores; hasta las musas empiezan a ponernos pegas.