viernes, 3 de julio de 2009

politonos

Risueño, me abrazas con tus ojos mientras entro en la cafetería.
Liviana, me envuelvo en tu afecto y la hora no importa
Impacientes, deslizamos la charla por los raíles del reencuentro
Cautelosos, esquivamos los muros que acechan al llegar a casa
Temerarios, exploramos el límite que la costumbre dibuja
Turbados, respiramos el vértigo en cada roce deliberado
Ansiosos, apartamos el velo que tejió la cordura.
Desconcertados, ordenamos los vestigios de la batalla librada
Derrotados, emprendemos la retirada:
Tú a tu vida, yo a mis lágrimas

13 comentarios:

ALEX B. dijo...

Me has dejado muda.
Precioso!!
Un beso

ALEX B. dijo...

Se me olvidaba
el titulo muy acertado.

TORO SALVAJE dijo...

A tus lágrimas no...
Venga, elige otra vez el primero, hay mucho donde escoger.
Ánimo.

Besos.

POLIDORI dijo...

Hay veces que algunos no tenemos arreglo. Te entiendo perfectamente.

Precioso.

Nuareg dijo...

Apasionados.

Miguel Baquero dijo...

¿Se podría formar un acróstico?

mi nombre es Alma dijo...

Con ellos podría describirse toda una vida.

Saludos

Reyes dijo...

ESo eso, podrías volver a otro sitio , no a las lágrimas...

siempreconhistorias dijo...

Qué preciosísimo, Ilia, a las lágrimas para limpiar la mirada y volver a empezar.
Un beso admirado.

Aldabra dijo...

que triste final... esta historia se merecía un final más alentador...

:-(

bicos,

Missbook dijo...

uy muy lindo, lindo lindo

Juanjo dijo...

Evocador relato, que bien podría empezar con el politono de un móvil, y terminar con el estruendo de un portazo.
De muchos sonidos se puebla nuestra vida.

Hank dijo...

Qué acertado tu texto. Por el título, de ninguna manera esperaba encontrar algo tan exquisito.

Un saludo.